Sala de Prensa



Asociación de Amigos do Camiño de Santiago na Comarca de Sarria

Los albergues afrontan la nueva temporada con un buen nivel de ocupación


Los albergues afrontan la nueva temporada con un buen nivel de ocupación

Tras el letargo de los meses de invierno, la treintena de albergues privados existentes en el municipio de Sarria están ya en pleno funcionamiento para la nueva temporada, que iniciaron con un buen nivel de ocupación.

En su mayoría permanecían cerrados al público desde octubre o noviembre, a la espera de reabrir sus puertas a mediados de este mes. Es el caso del albergue San Lázaro, regentado por Mónica Álvarez y en funcionamiento desde el pasado 16. Tras las primeras jornadas, que suelen ser para coger el ritmo de la temporada, desde el 22 ya colgaron el cartel de completo varios días en sus 34 plazas y ahora rondan el 80% de ocupación, señala su responsable.

Durante el fin de semana también estuvieron completos otros albergues como el Obradoiro, en la Rúa Maior y con 38 plazas, el cual recibió varios grupos de escolares, y O Durmiñento, en esta misma calle y con igual número de plazas, que rozó el lleno.

Las fechas previas a la Semana Santa son tradicionalmente las de mayor ocupación en la localidad, dado que son muchos los peregrinos que se marcan como objetivo llegar a Santiago para los días festivos tras completar las cinco etapas desde Sarria. En su mayoría son personas de nacionalidad española, si bien durante esta semana ya se está registrando la presencia de estadounidenses, coreanos, alemanes o italianos.

Desde la Asociación de Amigos do Camiño na Comarca constatan también el buen arranque de temporada. "Estamos teniendo mucha afluencia de personas en la oficina de Vigo de Sarria y, curiosamente, está viniendo mucha gente que estos días empezó a hacer el Camino acompañada de su perro", comenta el presidente, Jorge López.

Aunque para muchos peregrinos el mal tiempo no es impedimento para recorrer el Camino, en algunos casos las previsiones meteorológicas sí conllevaron cancelaciones de última hora. "El cambio de tiempo se notó en las reservas. Iba a ser una Semana Santa muy buena y ahora va a ser buena", dice Jorge Urrutia, de O Durmiñento, quien confía en que sea un buen año para los albergues en Sarria "a pesar de los pisos turísticos".

También se muestra optimista Mónica Álvarez. "La temporada se presenta muy bien porque no paran de entrar reservas»¿", asegura.

  https://www.elprogreso.es/articulo/sarria/albergues-afrontan-nueva-temporada-buen-nivel-ocupacion/202403271104411742871.html