Noticias Jacobeas



El Arzobispo preside en la Catedral la fiesta de la Traslación del Apóstol Santiago


El Arzobispo preside en la Catedral la fiesta de la Traslación del Apóstol Santiago
Celebración de la Traslatio

Esta mañana, la Catedral de Santiago acogió la celebración en la festividad de la Traslación del Apóstol Santiago , durante la cual tiene lugar la tradicional Ofrenda Nacional, que en esta ocasión realizó el Alcalde de Santiago, Xosé A. Sánchez Bugallo, en nombre de Su Majestad.

“En la celebración de esta fiesta tan propia de nuestra Archidiócesis damos gracias a Dios, conscientes de la importancia del Año Santo Compostelano, que seguiremos celebrando gracias a la benevolencia del Papa Francisco, “un tiempo de gracia y de perdón”, para responder a la llamada a la santidad y conformar la vida con Cristo, recordando a creyentes o no creyentes que Cristo revela al hombre el propio hombre y le descubre la dignidad de su vocación”. Así se expresaba esta mañana monseñor Julián Barrio en su homilía de la Fiesta de la Traslación, en la que el Excmo. Sr. Delegado Regio, en esta ocasión D. Xosé A. Sánchez Bugallo, alcalde de la ciudad de Santiago de Compostela, presentó -en nombre de S.M el Rey la tradicional ofrenda al Apóstol.

En respuesta a su invocación al Apóstol, el arzobispo compostelano señaló que “la Palabra de Dios ilumina cada día un camino a veces gris y otras veces oscuro”. Y añadió que “Jesús no está lejos, se nos acerca en un mundo de soledades, nos coge de la mano cuando estamos a punto de hundirnos en las olas de la propia vida, como le sucedió a Pedro en el mar.”

Monseñor Barrio explicó también que “el Apóstol Santiago nos remite a la fe, que necesitamos reavivar para acercar “el hoy contemporáneo” al “hoy eterno de Dios”, referencia central en nuestro modo de ser y de actuar. Esto exige disponibilidad plena al querer de Dios y la humilde intrepidez para aceptar el honor del rechazo o de la acogida que libremente los hombres pueden tener en relación a Cristo, llevando la alegría del Evangelio allí donde estemos”.

El arzobispo invitó a todas las personas a que sean “creyentes” y “creíbles”, dispuestas a difundir en cada ámbito de la sociedad los principios e ideales cristianos y ser en medio de los hombres presencia de Cristo. En este sentido, el prelado compostelano destacó la urgencia recuperar el sentido trascendente de la vida, la visión de futuro, la corresponsabilidad, y la fraternidad que fundamentan la confianza en los distintos ámbitos de la vida: “Hai problemas que non poden resolverse sen a achega do pensamento relixioso”.

Monseñor Barrio finalizó su homilía poniendo sobre el Altar “con el Patrocinio del Apóstolo, vuestra ofrenda, Excmo. Sr. Delegado Rexio, teniendo en cuenta las intenciones del Papa Francisco, de Sus Majestades y de toda la Familia Real, de todos los que tienen una responsabilidad política, social y cultural, y de todos los pueblos de España, de modo especial de los queridos hijos de esta tierra gallega y de esta Ciudad de Santiago. Encomiendo al amigo del Señor esta querida Archidiócesis Compostelana para que asuma fielmente el compromiso de transmitir con espíritu sinodal el legado de nuestra fe”.

  http://catedraldesantiago.es/el-arzobispo-preside-en-la-catedral-la-fiesta-de-la-traslacion-del-apostol-santiago/