Noticias Jacobeas



'Un paraíso en el camino', la miniserie perfecta para enamorarte de Asturias (si es que aún no lo estás)


'Un paraíso en el camino', la miniserie perfecta para enamorarte de Asturias (si es que aún no lo estás)
Javier Gutiérrez

El actor Javier Gutiérrez se calza sus botas y se cuelga la mochila de peregrino para recorrer los más de 150 km del Camino de Santiago asturiano. Seis etapas recogidas en la docuserie de El País, que puedes ver en su canal de YouTube.

“No hay estimulante que despeje tanto la mente como este mar que todo lo cura”. Con esta frase, Javier Gutiérrez nos invita a perdernos por uno de los paraísos más majestuosos de nuestro país: el Principado de Asturias. El actor ha querido dejar a un lado su caótica y estresante vida en Madrid -tras un año repleto de rodajes- para reconectar consigo mismo y dejar volar su mente. Y no podía haber elegido una mejor forma para cumplir su propósito que colgarse la mochila de peregrino para realizar los Caminos de Santiago asturianos.

La elección de estas rutas del Camino no ha sido por casualidad. El actor es originario del Principado, concretamente de la villa marinera de Lluanco/Luanco, donde nació el 17 de enero de 1971. Por este motivo, ha creído que si había un lugar donde escapar del “bullicio” y de “la jungla” -algo intrínseco a vivir en un gran núcleo urbano-, ese era Asturias, su patria querida.

El ganador de dos Goya, por La isla mínima y El autor, se une a El País para protagonizar la miniserie Un paraíso en el camino, una apasionante aventura de más de 150 km., que le llevará desde la villa costera de Bustio hasta la capital del concejo de Allande, Pola de Allande, en el interior occidental del Principado. Una andanza dividida en seis etapas, de entre 15 y 30 km., que podrás saborear a través del canal de YouTube del periódico y en la página web de la publicación. Por el momento, puedes disfrutar de los tres primeros episodios, el tercero estrenado hoy mismo, 12 de noviembre. El cuarto llegará a la plataforma el 26 de noviembre, el quinto el 10 de diciembre y el sexto, que pondrá fin a este increíble viaje, se estrenará el 23 de diciembre.

Retomamos la frase inicial para cogernos de la mano de Javier Gutiérrez y descubrir toda la belleza que esconden los más de 10.000 km de extensión que conforman el Principado de Asturias. Comenzar los Caminos de Santiago asturianos por la zona de la costa era un requisito indispensable para Gutiérrez. El actor reconoce que tener el sonido del mar Cantábrico como compañero de viaje es uno de los mayores placeres que existen. Y, de hecho, reconoce que para él ha sido casi como “un psicólogo”. Y es que ya lo decía Platón, señala el protagonista en un momento del segundo episodio: “El mar cura todos los males del hombre”.

Curiosamente, su primera etapa del Camino, de Bustio a Llanes, comienza navegando por la ría de Tina Mayor, subido a una embarcación pesquera junto a unos lugareños, de los que envidia ese bien tan preciado que es la tranquilidad. Durante este trayecto, contempla fascinado las pequeñas playas que bordean la ría. Unas playas que, asegura, “no tienen nada que envidiar a las calas ibicencas”.

Una vez en marcha, el actor, que el próximo 26 de noviembre estrena el ‘thriller’ La hija, comienza el largo trayecto que lo separa de Llanes, su segunda parada en el itinerario. Y aquí, “con el mar Cantábrico siempre a la derecha”, descubre la belleza y grandiosidad de los frondosos bosques verdes, pero también el encanto de los pequeños pueblos y aldeas que encuentra a su paso. Pueblos como el de Colombres, caracterizado por sus casas indianas, “construidas por aquellos paisanos que hicieron fortuna en América, pero que nunca olvidaron su tierra”, relata el propio Gutiérrez. Es aquí, concretamente en la Quinta de Guadalupe, una de las casonas de indianos más asombrosas de la zona -construida por el emigrante Íñigo Noriega en 1906-, donde el intérprete sella por primera vez sus credenciales como peregrino.

Su jornada está a punto de llegar a su fin al aproximarse a las playas de Andrín y Ballota, ubicadas en la villa de Llanes. La primera de ellas destaca por su fina arena blanca y por estar rodeada de impresionantes acantilados. Mientras que de la segunda cabe resaltar su bufón, activo en los días de fuerte oleaje.

Al llegar al interior de Llanes, a la que describe como “una de las villas marineras más bonitas del Cantábrico”, no puede evitar fijarse en la imponente y terrorífica mansión donde Juan Antonio Bayona rodó la película de El orfanato. Este es uno de los enclaves de la denominada ruta “Llanes de cine”, un recorrido por todos los emplazamientos de la zona que han servido de escenario para diferentes producciones cinematográficas.

Una vez alojado en su primera parada, con su diario en la mano -aquel donde quiere recoger todas las vivencias y experiencias que le brinde el Camino-, se plantea si esa paz mental que ha conseguido alcanzar en sólo 24 horas es la denominada “desconexión”. Y este sentimiento se acrecienta cuando descubre que tiene el móvil apagado. Quién quiere mirar una pantalla cuando puedes disfrutar de todas las maravillas que te ofrece Asturias.



DE LA VILLA DE LLANES A LA DE RIBADESELLA/RIBESEYA

La brisa de la mañana y el canto de los pájaros despiertan a Javier Gutiérrez, a primera hora de la mañana, en su segundo día en el Principado de Asturias. Por delante tiene una larga caminata, que le llevará hasta su segunda parada por los Caminos de Santiago asturianos de la costa: Ribadesella/Ribeseya, la villa fundada en 1270 por Alfonso X El Sabio.

El actor se despide de Llanes a paso firme por el cautivador Paseo de San Pedro que bordea el Cantábrico. Un lugar, de visita obligada, desde donde se puede ver toda la villa pesquera, desde su puerto y la playa del Sablón hasta Los Cubos de la Memoria, la obra creada por el artista vasco Agustín Ibarrola, una representación a todo color del pasado y presente del concejo.

Javier Gutiérrez admite que “está bien hacer el Camino solo”, pero reconoce que de vez en cuando apetece “un poco de compañía”. La misma opinión tiene uno de los peregrinos que se cruzan en su travesía, quien le explica que el Camino es recomendable empezarlo solo “porque si lo haces con un amigo quizá lo pierdas”. Aunque también asegura que a lo largo del Camino nunca vas a estar solo. “Siempre vas a estar acompañado”. Ya sea por otros peregrinos o por los insólitos parajes que encuentras a tu paso.

Llanes está rodeado de acantilados y playas maravillosas, como la de San Martín, donde el actor no puede evitar hacer un alto en el camino para mojarse los pies y para desconectar al sonido del mar. Pero también posee otros emplazamientos sorprendentes como la Ría de Barru, donde pequeñas embarcaciones esperan la subida de la marea para salir a navegar.

Dentro de la grandiosidad que ofrece el Principado de Asturias, otro de sus sellos de identidad es su gastronomía. Por supuesto, Gutiérrez no quiere perderse lo que esconden “las catedrales gastronómicas” de la zona y etapa tras etapa degusta platos típicos como el sorropotún -un guiso de bonito y patatas-, las llaniscas -un dulce típico de Llanes que consiste en una tartaleta con harina, huevo y almendra- y, por supuesto, el famoso arroz con pitu caleya, pollos que viven en libertad por las zonas rurales.



DE LA COSTA AL INTERIOR DE ASTURIAS

El tercer episodio, que muestra la tercera etapa del Camino de Santiago de Javier Gutiérrez, ya está disponible tanto en el canal de YouTube como en la propia página web de El País. En él, podrás ver qué le depara al actor en su nueva travesía, en la que se despide del Camino de la costa para adentrarse en la Asturias de interior. Un viaje desde Ribadesella/Ribeseya hasta Oviedo/Uviéu, la capital del Principado. Una ciudad que destaca por su casco histórico de origen medieval y que fue descrita por Woody Allen como "una ciudad de cuento de hadas donde todo es antiguo, limpio y agradable”.

De Oviedo/Uvieú se dirigirá a Grau/Grado, el concejo ganadero donde puedes encontrar los mejores lácteos de la región. Allí, los peregrinos pueden dormir como reyes, en un palacio, porque desde 2018 el Palacete La Quintana, se convirtió en Albergue en esta estación del Camino de Santiago Primitivo. Pero para llegar allí tendrá que atravesar sendas y caminos por un placentero entorno rural, con desniveles frecuentes, cruzando bosques, prados y pequeñas aldeas. Y de aquí partirá hacia Tinéu, el segundo concejo más grande del Principado, una región con una importante industria agroalimentaria en la que se ubica el Museo de Arte Sacro.

Para terminar, Pola de Allande será el punto final del camino que el actor inició en Bustio. En esta zona occidental, perteneciente al concejo de Allande, continúa la ruta del Camino que lleva hacia la Catedral de Santiago de Compostela, punto de encuentro de miles de peregrinos cada año. Y nuestro anfitrión, Javier Gutiérrez, se despide aquí de esta aventura, que estamos convencidos de que le ha ayudado a cumplir ese propósito por el que la inició: huir del estrés y reconectar con ese yo que tenía abandonado. Un objetivo que sin duda es más fácil de conseguir en compañía del mar Cantábrico y de los maravillosos paisajes del Principado de Asturias.

  https://www.sensacine.com/noticias/series/noticia-18590100/