30 de Noviembre de 2020 149 Peregrinos conectados Federacin Espaola de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago
Logo Federacion Federacin Espaola de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago
C/ Rua Vieja, 3 bajo 26001 Logroo (La Rioja) Tlf. 941 24 56 74
e-Mail: administración@caminosantiago.org
Etapa :  ES11a10b.- Variante - Caminayo (31,92 Kms.)
(Tramo Alternativo)

Regresar
 

Velilla del Rio Carrion

(Palencia)
402,200 Kms. hasta Santiago
(2935)
 
Poblaciones del Camino     Albergues y Acogida    
Etapa 10b.- Variante-Caminayo
402,2 Kms. hasta Santiago
Distancia a siguiente Poblacin: 4,8 Kms.
    Servicios al Peregrino    
  Ultramarinos   Albergue Peregrinos   Farmacia   Guardia Civil
  Carniceria   Alojamiento        Polica
  Panadera   Camping   Veterinario   Proteccin Civil
  Comidas   Zona de acampada    
  Bar   Polideportivo    

  Internet   Cajero o Banco   Piscina   Informacin Turismo
  Cabina Telfono   Oficina Correos   Taller Bicicletas   Informacin Peregrino

Alojamiento Panaderia Bar Comida Polideportivo Cajero o Banco Farmacia Comestibles 
    Historia     La existencia en Velilla y alrededores de importantes culturas del pasado viene auspiciada por el hallazgo en 1890 de una lpida funeraria (que se conserva en la Coleccin del Marqus de Comillas). Dicha lpida contena la inscripcin: "Cadus Pedaccianus Pentovio Aulcigun amito suo et Amio filio an(norum) XXX.", interpretada como: "Cado Pedacciano erigi este monumento a su amigo Pentovio de la gente de los Avleigos, y a su hijo Amio de 30 aos de edad."

De la primera civilizacin que se tiene constancia es del pueblo Cntabro, ya conocido en el siglo III a. C., un pueblo guerrero compuesto por varias tribus menores, entre ellas los Tamricos, cuya capital, Tamaria o Tamarica segn Plinio el Viejo y Kamrica (debido a un error de transcripcin de los cdices, segn algunos estudios​) segn Ptolomeo, se correspondera con la actual Velilla, en cuyo trmino se encontraban las mticas Fontes Tamarici (Fuentes Tamricas). Fue Plinio quien narr el maleficio que significaba ver las fuentes por primera vez cuando se encontraban secas, hecho que acompa la muerte del legado romano Larcio Licinio, que falleci una semana despus de haberlas conocido cuando se encontraban sin agua, en el ao 70.​ El historiador Enrique Flrez identific, hacia 1750, el manantial conocido como La Reana con las Fuentes Tamricas descritas por Plinio en su Naturalis Historia, XXXI, 23. Durante los veranos de 1960 y 1961 se realizaron trabajos de excavacin promovidos por el Servicio Nacional de Excavaciones Arqueolgicas del Ministerio de Educacin Nacional, dirigidos por los arquelogos Antonio Garca y Bellido y Augusto Fernndez de Avils (director del Museo Arqueolgico Nacional), cuyas conclusiones mostraron total coincidencia con la identificacin hecha doscientos aos antes por Flrez.

A principios del s. I los Cntabros se replegaron hacia el norte por el incontenible avance en la pennsula del Imperio romano a pesar de su tenaz resistencia, que dio lugar a las guerras cntabras. Tamaria fue utilizada como paso y guarnicin de la expansin romana para su invasin de la civilizacin cntabra, y la zona fue dotada de una calzada, ya desaparecida, recordada en la localidad como Camino Real.​ Esta calzada cruzaba el Carrin al nordeste de Vidrieros para remontar el curso del ro hasta su origen, en Fuentes Carrionas, donde atravesaba la Cordillera Cantbrica, penetrando por Caloca y Vendejo para descender hasta el fondo del Valle de Libana.​ En el ao 19 a. C. los Cntabros son definitivamente sometidos, pasando a pertenecer a la provincia romana de Tarraconensis. De la poca romana, los vestigios arqueolgicos que quedan son, aparte de La Reana y la inscripcin funeraria, un ara romana y los restos de dos acueductos para la minera del oro, conocidos en la poca moderna como "Camino de Los Moros" y "Camino Griego", esculpidos en la roca de las montaas cercanas. La existencia de la guarnicin romana viene avalada por los escritos de Plinio y sus citas de visitantes clebres.​ El nombre asociado a este asentamiento es, segn Fidel Fita, Aulcigun o Avolgicorum.1

Tras la romanizacin de Cantabria, no quedan vestigios de ningn tipo de actividad en la zona, seguramente qued deshabitada, durante las invasiones visigodas y rabes.

No es hasta la segunda mitad del s. IX cuando comienza el movimiento de colonizacin de las montaas del norte de la pennsula. El norte se repobl con foramontanos, gente venida de las montaas, siendo la cercana localidad de Braosera, el primer municipio de Espaa, en el ao 824. Para ello, se utilizan antiguos asentamientos romanos, ubicndose en primer lugar una iglesia en torno a la cual surge el pueblo. Durante los trabajos de construccin de la central trmica apareci una necrpolis de esta poca, que fue completamente destruida por las obras. En 1033, es restaurada la Dicesis de Palencia, a la que se conceden los Seoros de Buardo, Camporredondo y Alba.​ Velilla figura como Velliolla en el Becerro de las Behetras de Castilla, un censo publicado en 1352 que es el primer escrito que hace alusin a la localidad como tal, donde se edifica la ermita de San Juan en el s. XIII.2

Velilla fue seoro de la Casa del Infantado, cuyo Duque, Seor de Guardo, era dueo de las tierras de "La Serna", que dominaban la Reana y la ermita de San Juan. En octubre de 1726 se redact el contrato por el que el pueblo pagaba tributo a Mara Francisca de Silva Mendoza y Sandoval, undcima duquesa del Infantado.​ En esos tiempos habitan Velilla algunas casas nobiliarias (Valdeones, Noriegas) y se encuentra bajo el Seoro de Guardo, siendo su denominacin Velilla de Guardo. La Serna fue un lugar decisivo en la historia de Velilla: este inmenso prado era el escenario de todas las faenas agrcolas y el punto de cita donde se desarrollaban todas las costumbres y tradiciones del pueblo. La agricultura y la ganadera eran la base de la economa velillense, pero pasaron a un segundo plano con la llegada de la minera.

La abolicin de los seoros en Espaa fue aprobada en 1811 por las Cortes de Cdiz, por la necesidad de una administracin y gestin mejores, y Velilla se convirti en ayuntamiento, sumndose al mismo varios pueblos vecinos que fueron variando con el paso del tiempo.

Durante las guerras carlistas, Pedro Balanzategui protagoniz, en 1869, una penosa huida desde Velilla hasta Valcobero, donde fue localizado y fusilado por fuerzas de la Guardia Civil.

En el marco de las guerras carlistas, el 4 de agosto de 1869, un contingente de unos cien Carlistas, comandado por Pedro Balanzategui (militar y ex-alcalde de Len), lleg procedente de la provincia de Len perseguido por la Guardia Civil. En Velilla sus perseguidores les dieron alcance y tirotearon, pero Balanzategui y otros consiguieron escapar y dirigirse a Valcobero, donde fueron definitivamente apresados y fusilados junto al cementerio el 6 de agosto.

A finales del s. XIX, el carbn que albergaban las montaas del municipio comenz a ser importante para las nuevas industrias, sobre todo para la emergente industria metalrgica de Bilbao. Comenzaron a llegar del Pas Vasco los primeros ingenieros y tcnicos de minas, buscando la apreciada antracita. Las primeras prospecciones en los montes supusieron una importante alteracin de la vida local. La minera del carbn cambiara totalmente la industria, la demografa y la historia locales.

En 1910 se estableci en el pueblo una Misin de la Congregacin, una orden religiosa destinada a la evangelizacin de los pobres y la formacin del clero.​ La noche del 14 de diciembre de 1912 se produjo el hundimiento del puente romano sobre el Carrin, del que slo qued en pie un arco, debido a una gran riada. Al producirse este hecho durante la noche, no se produjeron desgracias personales.​ Estas riadas eran muy comunes hasta la construccin de los embalses que regularon las aguas del ro.

Ya en 1920 comienzan las primeras huelgas de la minera en Velilla, Guardo, Las Heras, Villanueva y Cerezal, para protestar por las psimas condiciones de trabajo y el pauprrimo salario.

El 4 de agosto de 1930, caus gran revuelo la llegada del Rey Alfonso XIII, que se desplaz a Camporredondo, para inaugurar el Embalse de Camporredondo, oficialmente denominado pantano Prncipe Alfonso. El monarca lleg desde Cervera de Pisuerga, pues veraneaba en Santander, y desde Velilla llegaron Abilio Caldern (entonces Ministro de Fomento) y Carlos Martnez de Azcoitia, alcalde de Palencia​ Un ao ms tarde, el monarca tuvo que partir al exilio.

La revolucin obrera, que comenz en Asturias en octubre de 1934, sigui por la cuenca minera de Len y lleg hasta el norte de Palencia, inicindose en Barruelo. El 4 de octubre de 1934, los mineros de Velilla se unieron en Guardo a los de esta localidad, tomando las armas en las ltimas horas del da 5 de octubre, y se hicieron con el control de los pueblos. Al ser reducido el contingente destacado en el puesto de la Guardia Civil, los mineros tomaron el mando sin dificultades. El gobierno envi el da 7 a la zona 60 guardias ms y media compaa de un batalln del ejrcito con sede en Palencia. La fuerte resistencia opuesta por los mineros fue respondida con el envo desde la Base area de Agoncillo, en Logroo de varios bombarderos, que hicieron capitular a los rebeldes el mismo da 7 de octubre. Muchos huyeron al monte, y la mayora se entregaron, sufriendo graves represalias.

Ficha actualizada en: 05/05/2019
Copyright © 2011 Federacion Espanola de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago
Calle Ruavieja, 3 (bajo) - 26001 Logrono - La Rioja (Espana)
Telf: (34) 941-245-674 // Fax: (34) 941-247-571

administracion@caminosantiago.org # datum@caminosantiago.org

Hispatek. Tu proveedor de confianza. Internet y Desarrollo Web