15 de Mayo de 2021 194 Peregrinos conectados Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago
Logo Federacion Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago
C/ Rua Vieja, 3 bajo – 26001 Logroño (La Rioja) –Tlf. 941 24 56 74
e-Mail: administración@caminosantiago.org
Etapa :  ES09a18a.- Novés - Escalona (19,46 Kms.)
Regresar
 

Quismondo

(Toledo)
612,670 Kms. hasta Santiago
(2006)
 
Poblaciones del Camino     Albergues y Acogida    
Etapa 18a.- Novés-Escalona
612,67 Kms. hasta Santiago
Distancia a siguiente Población: 9,03 Kms.
    Albergues    
Por aforo se debe entender las plazas disponibles en tanto se mantengan activas las medidas contra el coronavirus
Denominacion   Plazas Aforo Precio Servicios que ofrece
Acogida Municipal de Quismondo Cerrado 1 1 0,00 € TendederoDuchasAdmite Bicis
    Servicios al Peregrino    
  Ultramarinos   Albergue Peregrinos   Farmacia   Guardia Civil
  Carniceria   Alojamiento   Clínica   Policía
  Panadería   Camping   Veterinario   Protección Civil
  Comidas   Zona de acampada    
  Bar   Polideportivo    

  Internet   Cajero o Banco   Piscina   Información Turismo
  Cabina Teléfono   Oficina Correos   Taller Bicicletas   Información Peregrino

Panaderia Bar Comida Cajero o Banco Atencion Médica Farmacia Comestibles Conexión a Internet 
    Historia     En el año 711 un ejército musulmán, compuesto por árabes y bereberes, pone fin al reino visigodo en la Península Ibérica, al año siguiente toma Toledo, la capital del reino, sin apenas resistencia y cinco años después la práctica totalidad del territorio peninsular se encuentra bajo el dominio del Islam. Casi inmediatamente, las fuentes musulmanas se van a referir a este territorio con el término
de al-Andalus.

Este nuevo estado establecerá, en el 719, su capital en Córdoba y en el año 756 Abd al Rhaman I pacifica el territorio y proclama el Emirato Independiente de Córdoba, para esas fechas los contingentes musulmanes se habían replegado al sur del Sistema Central, que se configura, con sus 400 kilómetros de longitud y sus 1500 metros de altitud, como el límite septentrional de al-Andalus en su zona central. Al norte de esta formidable muralla natural, queda fuera de control un territorio yermo, expuesto y de difícil defensa. No obstante, al-Andalus es la entidad política hegemónica en la Península Ibérica y la que ocupa mayor extensión. Mientras, en el confín de la franja septentrional de la península, se empiezan a gestar entidades políticas de pequeño tamaño, herederas de la sociedad cristiana hispano-visigoda alto-medieval.

Hasta mediados del siglo IX el Emirato se podía sentir razonablemente seguro dentro de sus fronteras, manteniendo a raya a sus declarados enemigos del norte contra los que lanzaba regulares aceifas. Sin embargo en el transcurso de los siguientes decenios la situación se irá tornando más inestable en la zona central de la frontera septentrional: la Marca Media andalusí. Si bien las entidades políticas del norte, los reinos cristianos, no suponen todavía una amenaza seria, sí causan alerta acciones como las emprendidas por Ordoño I (850-866), que ensancha las fronteras del Reino de Asturias repoblando localidades importantes como Tuy, Astorga, León y Amaya, y osa, además, llevar a cabo acciones bélicas contra el Emirato, ocupando transitoriamente Coria y prestando apoyo militar a la rebelión de los toledanos frente al poder central cordobés. Pero es el estado de rebeldía de Toledo lo que más alarma al Emirato cordobés. El emir Muhammad I (852-886) se empleó en sofocar la rebelión toledana cuando ésta alcanzaba enormes proporciones territoriales, y quiso atajar la inestabilidad de la zona estableciendo una red de fortificaciones destinada tanto a neutralizar a los toledanos como a reforzar la frontera septentrional; para ello, durante la segunda mitad del siglo IX, se emprende la reconstrucción de Talavera, se funda Madrid y Peñafora en la línea de frontera y también se funda Calatrava, a sur de Toledo. Alamín surgirá como consecuencia de ese plan, su fundación no lo recogen las fuentes que nos han llegado, pero sí lo mencionan por primera vez en el año 93026 . En esa fecha, bajo el califato de Abd al-Rahman III (912-961), la Marca Media era un territorio fuertemente militarizado y a las fortalezas mencionadas se unirán otras como Talamanca, Canales, Calatalifa, Olmos y Huecas.

A principios del siglo X ya se erigía la fortaleza de Alamín sobre el Alberche y se encontraba abierto el camino que la comunicaba con Toledo, un camino cada vez más transitado debido a la escalada militar que se vivía en esta zona de frontera por la amenaza que suponía la expansión de los reinos cristianos del norte. Alamín alcanzará su mayor relevancia durante la Taifa de Toledo, periodo en el que la fortaleza ejercerá la función de ribat, a donde acudirán voluntarios dispuestos a defender el Islam y a practicar la guerra santa.

A nivel más local y merced al contingente de residentes y combatientes que terminará acogiendo, Alamín contribuirá al desarrollo económico y al crecimiento demográfico del territorio que se extiende entre el Alberche y el Tajo, en la misma medida que lo hace la serie de innovaciones que se incorporan a las labores agrícolas, en especial la generalización, a partir del siglo X, de un artilugio hidráulico que permite explotar los acuíferos subterráneos: la aceña o noria de sangre, que accionada por tracción animal permite extraer a la superficie aguas subterráneas. La instalación de estos ingenios en el territorio que hoy constituye Quismondo permitirá aumentar considerablemente la disposición de recursos hídricos, dando a su suelo una capacidad productiva desconocida hasta entonces.

Aunque en las fuentes árabes la información relativa al poblamiento rural es muy escasa, sí se refieren a la alquería como la comunidad rural más elemental, y ésta debió ser la forma en la que aparecieron los primeros asentamientos de población en Quismondo: pequeñas comunidades constituidas por unas cuantas familias que ponían en explotación agrícola el territorio inmediato a su asentamiento. Teniendo en cuenta la disposición de los yacimientos de Quismondo no es arriesgado establecer el proceso de ocupación de su territorio. Como ya se ha mencionado en varias ocasiones, a escasa distancia al sur de Quismondo discurre el arroyo Grande, cuyas riberas acogieron, durante milenios, asentamientos de población. Uno de los puntos con mayor concentración de restos arqueológicos y que muestra una de las ocupaciones más antiguas e ininterrumpidas es el actual despoblado de San Silvestre. Es muy probable que este lugar fuera el principal foco difusor de población que empezó a asentarse en lo que hoy es el término municipal de Quismondo ya que el arroyo Aljama, donde se localiza el yacimiento más meridional del término, se encuentra a tan solo a 2 kilómetros de distancia, también cabe la posibilidad de que este primer asentamiento tuviera su origen en un asentamiento existente en la misma ribera del Aljama, probablemente desde la Alta Edad Media, localizado al oeste. Con independencia del origen, es fácil imaginar como una o varias familias van a terminar fundando una pequeña alquería en la confluencia del camino al que nos hemos venido referido, con el arroyo Aljama y poner en explotación agrícola el territorio circundante aprovechando, no solo las aguas del arroyo, sino también los abundantes acuíferos subterráneos existentes por medio de las novedosas aceñas.

Cinco o seis generaciones después de su fundación las primeras alquerías en suelo quismondano van a recibir el impacto de la guerra, en el año 1085 el rey castellano-leonés Alfonso VI conquista Toledo, probablemente años antes ya había conquistado Maqueda y Alamín, y este territorio pasará definitivamente a la órbita cristiana, lo que obligará a la totalidad o mayoría de los residentes a abandonar sus casas, sus tierras y sus posesiones definitivamente y dirigirse hacia el sur, acompañando el repliegue de la España musulmana. Los años venideros fueron de alta inestabilidad en la zona, las razias almorávides castigaron casi anualmente este territorio, que, por una parte, dificultaba enormemente el proceso repoblador que intentaba consolidad la monarquía cristiana y, por otra, forzaba la expulsión de los escasos residentes musulmanes que se habían resistido a marcharse. Como consecuencia de ello, es muy probable que los primeros decenios del siglo XII estas primigenias alquerías quismondanas permanecieran prácticamente abandonadas, habrá que esperar al impulso repoblador de Alfonso VII, que adquiere especial vigor en la década de los 40, cuando el monarca procede a donar numerosas alquerías y labrantíos de éste territorio, para que Quismondo vuelva a acoger nuevos residentes, mayormente colonos procedentes del norte peninsular como se expone en el capítulo de la toponimia.

Los almorávides y los almohades siguieron atacando. Así, el Rey Alfonso VIII, en el año 1201 entrega Maqueda y las aldeas de su alfoz a la Orden de Calatrava, para que dicha orden las defendiera, Quismondo quedó adscrita al Régimen de Abadengo Calatravo. La presencia de esta Orden Militar en el municipio dejó una antigua devoción a San Benito, se ha mantenido durante muchos siglos.

En el año 1434 pasó a los dominios de Don Álvaro de Luna.

El día 12 de enero de 1469, mediante Cédula real, Don Fernando de Aragón, con el consentimiendo de su prometida Doña Isabel de Castilla, entregó la villa de Maqueda y las aldeas de su tierra a Don Gutierre de Cárenas, para agradecer las gestiones que hizo para que los futuros Reyes Católicos, pudieran conocerse y así contraer matrimonio. En esta posición de Señoría Jurisdiccional, Quismondo permaneció hasta el año 1811.

Desde el siglo XV, Quismondo inició un camino de crecimiento. Hay noticias de que en este siglo se hicieron los edificios de la ermita dedicada a San Sebastián y la capilla de San Benito. La población, también por estas fechas decidieron celebrar puntualmente cada 14 de septiembre la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

En el año 1576 algunos vecinos de Quismondo contestaron a un cuestionario que mandó realizar el Rey Felipe II. Fueron llamadas "Relaciones del Rey Felipe II", y son una rica fuente de información de la vida social, religiosa, económica y administrativa. Estos documentos se conservan en el monasterio de El Escorial.

Era Concejo Abierto con un único alcalde, al ser todos sus habitantes "pecheros". Su iglesia dedicada a Santa María de la Asunción era regida por dos sacerdotes. También hay documentos en el Archivo Histórico Provincial de Toledo sobre la adquisicón por parte de la Parroquia de varias obras de arte de estilo renacentista: un retablo dedicado a San Benito (año 1555)y una imagen de Santa Marina (1582), hechos por el entallador toledano Rafael de León y su yerno Luis de Villoldo; y también un órgano renacentista (1596), que vende a la Parroquia Melchor Miranda, organista de la Catedral de Toledo. Estas obras de arte de la época ya han desaparecido.

En el año 1599, el municipio fue asolado por una epidemia de peste bubónica, causó la muerte a gran número de vecinos. En estos momentos tan angustiosos, los habitantes de Quismondo se encomendaron a San Roque, actualmente su Patrón. Mediante un voto de la población, decidieron celebrar su fiesta cada 16 de agosto y construir una ermita en su honor que fue inaugurada en el año 1632 (ver Voto a San Roque de 1632)

Durante la Guerra de la Independencia Quismondo colaboró con 118 fanegas de trigo. Padeció la Batalla de Talavera, por ser lugar de paso hacia Madrid. En la finca del Quiribú (La Compánza) murió fusilado por las tropas francesas un joven quismondano de 23 años, llamado Victorio López Romero. Era guerrillero, y se enterró con todos los honores en la Capilla Mayor de la Parroquia.
El 3 de octubre de 1812, las autoridades y vecinos de Quismondo juraban la primera Constitución Española, con gran solemnidad y en medio de festejos populares.

Ficha actualizada en: 27/12/2016
Copyright © 2011 Federacion Espanola de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago
Calle Ruavieja, 3 (bajo) - 26001 Logrono - La Rioja (Espana)
Telf: (34) 941-245-674 // Fax: (34) 941-247-571

administracion@caminosantiago.org # datum@caminosantiago.org

Hispatek. Tu proveedor de confianza. Internet y Desarrollo Web