23 de Abril de 2021 159 Peregrinos conectados Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago
Logo Federacion Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago
C/ Rua Vieja, 3 bajo – 26001 Logroño (La Rioja) –Tlf. 941 24 56 74
e-Mail: administración@caminosantiago.org
Etapa :  ES09a07a.- Pétrola - Albacete (34,97 Kms.)
Regresar
 

Albacete

903,900 Kms. hasta Santiago
(2027)
 
Poblaciones del Camino     Albergues y Acogida    
Etapa 07a.- Pétrola-Albacete
903,9 Kms. hasta Santiago
Distancia a siguiente Población: 34,99 Kms.
    Servicios al Peregrino    
  Ultramarinos   Albergue Peregrinos   Farmacia   Guardia Civil
  Carniceria   Alojamiento   Hospital   Policía
  Panadería   Camping   Veterinario   Protección Civil
  Comidas   Zona de acampada    
  Bar   Polideportivo    

  Internet   Cajero o Banco   Piscina   Información Turismo
  Cabina Teléfono   Oficina Correos   Taller Bicicletas   Información Peregrino

Alojamiento Panaderia Bar Comida Polideportivo Cajero o Banco Atencion Médica Farmacia Veterinario Comestibles Conexión a Internet Taller de Bicicletas Informacion Oficina de Correos 
    Historia     Los orígenes de la ciudad de Albacete están vinculados a los de Chinchilla de Monte-Aragón.

Tras la batalla de Las Navas de Tolosa, en 1212, el rey de Castilla Alfonso VIII rompió las defensas almohades, tomó la fortaleza de Alcaraz un año más tarde y se adentró en los despoblados y desprotegidos territorios de La Mancha albacetense. La pequeña Al-Basit fue tomada en 1241, bajo el reinado de Fernando III el Santo de Castilla por Pelayo Pérez Correa, (quien también tomaría amplias zonas del Levante) forzando así el tratado de Alcaraz en 1243 por el que toda la Taifa de Murcia pasó a ser dominio castellano. Albacete fue administrada como aldea por la villa de Chinchilla de Monte-Aragón|Chinchilla ya en 1269, dentro del poderoso concejo de Alarcón.

En la historia de la provincia de Albacete, y en general, en la historia de la Edad Media española, tiene un gran peso la figura de don Manuel, hermano del rey Alfonso X el Sabio, que había logrado un importante señorío tras la conquista de los reinos musulmanes levantinos.

El señor del Marquesado de Villena inició una ingente labor de repoblamiento, con la esperanza de triunfar allí donde el rey y la Orden de Santiago habían fracasado. Mediante el privilegio de villazgo, promulgado en la localidad conquense de Castillo de Garcimuñoz en 1375, se concedió a Albacete el título de villa independiente de Chinchilla. No obstante, el señorío de Villena y más tarde marquesado, padecería numerosas vicisitudes en los años siguientes. Durante un lustro, las tierras albaceteñas son escenario de un conflicto bélico entre los partidarios de los Reyes Católicos y los de Juana la Beltraneja, apoyada por don Diego López Pacheco, segundo marqués de Villena. El fin del Marquesado de Villena se inicia en marzo de 1475, con la sublevación de Alcaraz y todo su Concejo, iniciándose así la Guerra de Sucesión Castellana.

Será durante los siglos XIV y XV cuando se erijan en distintos puntos de la villa tres fortalezas localizadas en los tres puntos con mayor altitud; una situada en la actual plaza de las Carretas, otra en la "Villanueva" o Alto de la Villa, actualmente Villacerrada, y la tercera en el Cerrillo de San Juan, actual plaza Virgen de Los Llanos.

Finalmente, los Reyes Católicos y sus partidarios ganan la contienda y la Corona se apropia de todas las villas, expropia el Marquesado y las encomiendas de la Orden de Santiago, y hace sentir el peso de la nueva política. La nobleza, aun la perdedora, fue compensada con creces y las ciudades vieron recortados sus fueros y privilegios.

Los sucesos históricos que convulsionan Castilla en los siglos siguientes, afectan a Albacete de diversas maneras. Durante la Guerra de las Comunidades de Castilla y salvo un breve período la capital, igual que otras grandes villas, permanecen fieles a la monarquía.

Isabel de Portugal recibió de su esposo Carlos I el Señorío de Albacete. En la imagen, la Estatua de Isabel de Portugal en honor a la Señora de Albacete que preside la plaza de la Constitución.

En 1710 Felipe V concedió a la ciudad el privilegio de organizar una feria franca. En la imagen, la puerta de Hierros del Recinto Ferial de Albacete.

Durante el siglo XVI, Albacete continuó su lento, aunque progresivo crecimiento, llegando a contar con 5000 habitantes. Durante este siglo, en 1526, Carlos I regalará, entre otros, el Senorío de Albacete a su esposa, la emperatriz Isabel de Portugal, como presente de boda, permitiendo la instalación en la población de diversas órdenes monacales (franciscanos, justinianas o agustinos, comenzando a erigirse también en esta época la iglesia de San Juan que posteriormente se convertiría en Catedral.

Durante el siglo XVIII, Albacete se encuentra estructurado partiendo de tres núcleos: Alto de la Villa, El Cerrico y la Cuesta, con el límite situado al norte de la ciudad, en la actual Autovía A-31. Los tres núcleos tenían una población de unos 8000 habitantes, que durante la guerra de sucesión española tomarán partido por el futuro Felipe V de España, el cual, en septiembre de 1710, concederá a la ciudad el privilegio de una feria franca (aunque esta ya se venía celebrando desde el siglo XIV).

Precisamente para este fin se acordó construir un recinto permanente en el paraje conocido como Santa Catalina, en las «eras» o «ejidos» situados al oeste de la villa (muy cercana al molino del Acequión), en donde durante el siglo xvii se había establecido una comunidad de franciscanos que prestó reticencia a esta actuación mediante varios pleitos.

La localización de Albacete, a finales del siglo XVIII aún era un lugar poco salubre debido a la gran cantidad de aguas estancadas, lo que propiciaba la aparición de enfermedades, por lo que las autoridades se plantean dos proyectos para propiciar el desagüe de las mismas, iniciándose en 1805 la construcción del futuro Real Canal de María Cristina.

La Guerra de Independencia española (1808-1812) tuvo una importante incidencia en la ciudad. Entre otros hechos, el ejército napoleónico saqueó en numerosas ocasiones la ciudad.

Durante este siglo también se sucedieron varias epidemias de cólera que retrasarían el crecimiento de la población, aunque numerosos hechos marcarán el devenir futuro de la ciudad. En 1833 se configura, con algunas variantes, la actual provincia de Albacete a partir de territorios procedentes de las provincias de Cuenca, La Mancha y Murcia, logrando la ciudad el rango de capitalidad de la misma, a lo que se le sumará el establecimiento de la Real Audiencia Territorial en 1834 (órgano jurisdiccional que abarcaba las provincias limítrofes de Ciudad Real, Cuenca, Murcia y la ya citada de Albacete), y la llegada del ferrocarril en 1855 gracias a la construcción de la línea entre Alcázar de San Juan y Cartagena cuyo trazado transcurría por Albacete.

Habrá que esperar hasta 1862 para que, por decreto de la reina Isabel II, Albacete logre el rango de ciudad.

Ya en 1888 se inaugura el alumbrado eléctrico, y se empieza a asistir a la incipiente instalación de las primeras fábricas y talleres, que junto con las consecuencias de la desamortización de Mendizábal, traía consigo una gran variación en la forma de la ciudad, al aprovechar diversos conventos para configurar plazas como la del Altozano, y modificar el urbanismo de la ciudad.

La historia de la aviación en Albacete comienza en la segunda década del siglo XX con la construcción en 1916 de un aeródromo a las afueras de la ciudad (en la zona de Los Llanos y La Pulgosa), que se trasladará al paraje conocido como La Torrecica en 1923, convirtiéndose dicho centro en la sede de la Compañía Española de Aviación (CEA), encargada de la formación de los oficiales pilotos, y que dará un acento de apertura e innovación para la ciudad, y que se mantendrá operativa, en su faceta instructiva, hasta 1932 (aunque seguirá activo al tráfico civil).

Ficha actualizada en: 06/01/2017
Copyright © 2011 Federacion Espanola de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago
Calle Ruavieja, 3 (bajo) - 26001 Logrono - La Rioja (Espana)
Telf: (34) 941-245-674 // Fax: (34) 941-247-571

administracion@caminosantiago.org # datum@caminosantiago.org

Hispatek. Tu proveedor de confianza. Internet y Desarrollo Web